10 series de televisión en las que preferimos ver la primera temporada

 

Bestseller No. 1
PlayStation Store Tarjeta Regalo 50 EUR | PSN Cuenta española | PS5/PS4 Código de descarga
  • Todo lo que quieras jugar: Elige entre la mayor biblioteca de contenido para PlayStation
  • Canjéala por todo lo que quieras en PlayStation Store: juegos, complementos, suscripciones y mucho más
  • Reserva, Pre-descarga, Juega: ¿No puedes esperar un juego? Pre-descárgalo en tu consola y juega en cuanto esté disponible
  • Encuentra descuentos exclusivos en juegos increíbles: Con ofertas y descuentos periódicos, siempre hay algo para jugar a un precio que te encantará
  • Descarga tus compras de forma remota: Añade tus compras a la cola de descarga desde cualquier lugar y empieza a jugar antes

Las series con frecuencia se toman un tiempo para localizar el equilibrio, con series como The Expanse, Star Trek: The Next Generation y Steven Universe mejorando con cada temporada que pasa. Y después están las series que alcanzaron su punto máximo muy temprano. Quizá demasiado.

Estas son nuestras 10 series de género en las que la primera temporada fue la mejor de todas y cada una. En ocasiones, pues los showrunners no pudieron concebir un plan sólido alén del debut, o bien quizás pues la serie sencillamente no consiguió igualar el hype de sus orígenes. Aun en algún caso, debido a otro tipo fuerzas fuera de su control. En todo caso, no importa la causa, el resultado fue el mismo: una serie que empezó bien y se desinfló tras su primera temporada.

Para que las series entrasen en esta lista precisaban tener cuando menos 3 temporadas (lo que quiere decir que series como Pushing Daisies no calificaban) y asimismo debían tener buenas críticas a lo largo de los debuts. Eso quiere decir que si una producción hedía un tanto al comienzo, como Charmed, verdaderamente no importa si empeoraba más adelante. Y en su mayoría, nos quedamos con series que acabaron, si bien hay un par que prosiguen en curso. Eso quiere decir que podrían mudar las cosas, si bien dudamos.


Lost

Lost de ABC fue una de esas series que asoló con todo. Solo el primer episodio ya fue una experiencia increíble, con el accidente del vuelo 815 de Oceanic Airlines que nos presentó al apabullante abanico de personajes y el extraño ambiente en el que se hallaban. Una gran parte de la primera temporada se pasó guiando a la audiencia por la madriguera de misterios en la isla; cosas como el vil Monstruo de Humo, los extraños habitantes conocidos como “Los Otros”, la trampilla de metal en el suelo, y todas y cada una de las circunstancias que llevaron a cada persona a concluir en el aeroplano.

Desafortunadamente, cuanto más aprendíamos sobre la isla, menos interesante parecía. Las contestaciones continuamente no coincidían con las preguntas, lo que hizo que toda la experiencia se sintiese desilusionante cuando todo estaba dicho y hecho. Y eso que no deseamos charlar del final. El co-autor y productor ejecutivo de Lost, Damon Lindelof, compartió últimamente que deseaba concluir el programa mucho ya antes, mas los ejecutivos de ABC no estuvieron conforme, lo que podría asistir a explicar por qué razón todo fue tan… extraño.

Once Upon a Time

Once Upon a Time es un genial ejemplo de una serie que sabía precisamente de qué forma deseaba iniciar, mas no tenía idea de a qué lugar deseaba ir. La primera temporada es un cuento de hadas prácticamente perfecto, que cuenta la historia de una mujer que se halla en una urbe habitada por personajes de libros de cuentos que no saben que han sido transportados al planeta real. Sus vidas y también historias se entrelazan de formas sorprendentes, retando no solamente lo que sabemos sobre estos personajes sino más bien asimismo los cuentos de hadas de los que proceden. Hay desgracia, triunfo y, sobre todo, el auténtico poder del amor.

Sin embargo, conforme avanzaba la serie, no parecía saber qué deseaba hacer con el planeta que había construido. Las relaciones entre personajes se volvieron más extrañas y difíciles, contradiciendo lo establecido en temporadas precedentes. Al quedarse sin opciones, empezaron a tirar todo lo relacionado con Disney a la pared para poder ver qué se quedaba. Por lo menos sacamos al Capitán Garfio emo.

Westworld

“¿Alguna vez has visto algo tan lleno de esplendor?” La primera temporada de Westworld fue un misterio gigante que el planeta deseaba solucionar, con las comunidades de Reddit discutiendo sobre la posibilidad de múltiples líneas de tiempo, la auténtica identidad del Hombre de Negro y por qué razón Dolores era tan singular. El resultado fue enormemente satisfactorio, mas ese sentimiento no se ha repetido desde ese momento. La segunda temporada procuró subir la apuesta introduciendo una línea de tiempo más inconexa, que pareció más confusa que inspirada, y la tercera temporada no consiguió sorprender al público con su visión del planeta real. Las cosas podrían progresar en el futuro, mas semeja que le hemos dado a Westworld el tiempo preciso para sorprendernos alén de su debut.

True Blood

True Blood es una de esas series que jamás fue tan buena, mas tampoco importaba. Fue un romance gótico sureño sensual entre un vampiro y una camarera … que asimismo resultó ser mitad hada. Espera, ¿qué afirmaste? Sí, esa fue una revelación siguiente que salió de la nada. Esta fue una serie que prosiguió arrojándonos tantas cosas, hasta el punto en que el romance entre la camarera y el vampiro ya no parecía importar. Claro, ciertas últimas temporadas se fundamentaron en los libros de The Southern Vampire Mysteries de Charlaine Harris, las novelas en las que se fundamentó True Blood. Mas como aprendimos de la miniserie de Dune, el hecho de que algo esté en el libro no quiere decir que deba estar en la serie.

Heroes

Vale, esta no es totalmente culpa suya. Heroes de NBC fue una historia original de personas que aprendieron que tienen superpoderes (una proeza bastante extraña hoy día considerando la prevalencia de Marvel y DC). La primera temporada no siempre y en todo momento fue perfecta, mas fue apasionante, consiguiendo presentarnos ciertos personajes verdaderamente excelentes conforme el Reloj del Juicio Final de la época los unía de forma lenta. La segunda temporada empezó bastante prometedora, y después sucedió la huelga de escritores de 2008.

Como resultado, el plan general para la segunda temporada fue descartado y, en cambio, consiguió una conclusión torpemente escrita que creó más inconvenientes de los que resolvió. Tras eso, la serie jamás consiguió recobrar la chispa que había encendido por vez primera. Las temporadas siguientes de Heroes asimismo padecieron una mayor dependencia del personaje de Sylar (Zachary Quinto), quien empezó como un villano mas por último se transformó en la figura más esencial de la serie. Tiene sentido, en tanto que Quinto era una estrella en ascenso, mas tuvo un costo para la historia.

Daredevil

La primera temporada de Daredevil no solo estableció el estándar de qué aguardar de la entonces valiente colaboración de Marvel y Netflix, sino se resaltó para estar hombro con hombro con cualquiera de sus contemporáneos de MCU en la pantalla grande. Desde el perfecto Murdock de Charlie Cox (emparejado por un Kingpin asesino en Vincent D’Onofrio) hasta un combate completamente increíblemente enmarcado y también impulsado por personajes, la primera temporada de Daredevil funcionó. Hay grandes unas partes de la época 2 y 3, indudablemente, mas nada pudo competir con los máximos a los que nos llevó el arco de la primera temporada.

Twin Peaks

La segunda temporada de la renovadora serie de David Lynch es dispar, mas todavía tiene ciertos instantes esenciales (la enorme revelación del asesino de Laura Palmer, por poner un ejemplo); el “retorno” de 2017 es un experimento audaz que traspasa los límites de lo que la T.V. es capaz de hacer; y la precuela del largo Twin Peaks: Fire Walk With Me es su propia bestia majestuosa. Mas la primera temporada de Twin Peaks, que duró solo 8 capítulos en la primavera de 1990, prosigue siendo el cenit del programa.

Instantáneamente provocó un delirio cultural con su historia totalmente original y enormemente influyente de una pequeña urbe en el nordoeste del Pacífico donde un asesinato sorprendente saca ciertos secretos oscurísimos a la superficie. El inusualmente intuitivo agente del FBI, Kyle MacLachlan, amante del café y la tarta, encabezó un abanico de personajes cuyas particularidades compensan los elementos trágicos y, con frecuencia, siniestros de la historia, con la urbe de ensueño, donde es posible un sinnúmero de cosas extrañas, dando el telón de fondo atmosférico perfecto.

Orphan Black

Tatiana Maslany siempre y en todo momento fue de primera categoría como los múltiples clones de “sestra” en el centro de Orphan Black, mas eso no quiere decir que la serie siempre y en todo momento le hizo justicia. Empezó fuerte aun en los primeros 5 minutos, con Sarah tratando de descubrir por qué razón una mujer que se parecía precisamente a ella escogió fallecer por suicidio frente a ella. Esto la llevó a una conspiración hasta el momento en que finalmente descubrió que era una de múltiples clones, que habían estado llevando sus vidas. Las temporadas siguientes no fueron malas, mas no igualaron a la época de debut exageradamente prometedora, añadiendo puntos de trama extraños como los clones de pequeños y una comuna isleña llena de lo que solo se puede describir como “fanáticos genéticos”.

The Handmaid’s Tale

The Handmaid’s Tale comenzó como más que una serie: era un movimiento cultural. La serie ganó múltiples premios Emmy y produjo acción en la vida real. Personas vestidas de sirvientas para protestar por las limitaciones gubernativos a los derechos de las mujeres, y “Under His Eye” se transformó en el eslogan de los oprimidos. Eso se debe a lo bien que se amoldó la alarmante historia de Margaret Atwood sobre un país que había sido tomado por el extremismo religioso, lo que provocó el rapto y la servidumbre forzada de miles y miles de personas y el genocidio de tantas otras. Además de esto, se vio reforzada por la actuación de Elisabeth Moss como June / Offred (y la elección de determinado presidente).

Cuando la primera temporada acabó como lo hizo el libro, con Offred siendo llevada en una camioneta a un destino ignoto, nos quedamos preguntándonos qué sería de ella. Resulta que la contestación es … ¿quién demonios sabe? La serie ha fracasado en temporadas siguientes, miedosa de dejar Gilead o bien hacer que Offred se enfrente a consecuencias reales por sus acciones. Podría mudar las cosas en la cuarta temporada, en especial si incorporan los acontecimientos de la secuela de Atwood, The Testaments, mas se precisará algo más que buena fe para progresar esta historia.

The Walking Dead

Sí, esta serie lleva más de 10 temporadas. Y sí, prosigue siendo una de las series más populares de la T.V.. Mas que me condenen si alguien puede decirme una temporada equiparable a la primera. La serie ha tenido sus avatares, muchos en verdad, y jamás alcanzará los máximos que se planteó en su debut. Lo sabes, lo sé, y Rick Grimes en un helicóptero lo sabe.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
Enable Notifications    OK No thanks